Ruraq Maki

Ruraq maki, hecho a mano, en su edición diciembre de 2019, nos ofreció lo mejor del arte tradicional peruano

El Ministerio de Cultura presentó por décimo tercer año consecutivo la expo-venta de arte tradicional peruano Ruraq maki, hecho a mano. La edición de diciembre de 2019 contó con la participación de 150 colectivos de artistas tradicionales de diferentes pueblos y etnias de todo el país. El público asistente a la edición de diciembre de 2019 disfruto de la creaciones de  artistas tradicionales herederos de distintas tradiciones artesanales, así en el rubro de textiles fueron más de cuarenta los expositores. Cabe destacar que Ruraq maki, hecho a mano brinda a los colectivos de artistas tradicionales la oportunidad de insertarse en el mercado y ofertar de manera directa sus productos, en un contexto de comercio justo que favorece la mejora de sus condiciones de vida, además de relacionarlos con un público que valora su producción.

En esta edición participaron por primera vez: Artesanía la Cestita del distrito de Molinopamapa (Amazonas), el taller de tallado en piedra de Sergio Pillaca (Ayacucho), la Asociación de Ceramistas Vicú de Chulucanas (Piura) y en el rubro de tejido con fibras vegetales estarán presentes los pueblos Urarina y Boro de Loreto. Se unieron también a la familia de Ruraq maki, hecho a mano las hilanderas de Fibra emprendedora, iniciativa integrada por mujeres procedentes de las comunidades de Queracucho y Ajoyani (Carabaya) y de la comunidad Antauta (Melgar) en  Puno. Asimismo, este año damos la bienvenida a nuevos colectivos y artistas tradicionales del pueblo shipibo-konibo, ellos son la Asociación Sanken Rate y los pintores tradicionales Dennis Ramírez Lino y Elena Valera Vásquez (Ucayali).

Con gran satisfacción y por segundo año consecutivo, la exposición venta de arte tradicional Ruraq maki, hecho a mano presentó una sección dedicada a alentar los encuentros co-creativos entre diseñadores y artistas tradicionales que se dan en un marco de comercio equitativo y solidario, pero sobre todo en un marco de reconocimiento del aporte del artista tradicional al proceso de creación así como  de los contextos culturales que inspiran las creaciones. Ello bajo el convencimiento de que, experiencias de este tipo, aportan al fortalecimiento de las prácticas artísticas tradicionales al proporcionar oportunidades para que los artesanos exploren, desde sus lenguajes plásticos y destrezas técnicas, nuevos soportes y materias primas.  Las seis experiencias de co-creación que estuvieron presentes en diciembre nos deleitaron con piezas de diseño y obras de arte nacidas de la libertad creativa, de la complicidad y de la admiración entre artistas de distintitos orígenes y tradiciones.

Novedades

Este año Ruraq maki, hecho a mano inauguró un espacio dedicado al público infantil. Este espacio tiene la finalidad de fortalecer la difusión y la valoración del arte tradicional desde la infancia, generando respeto y amor por nuestro patrimonio cultural inmaterial en las nuevas generaciones. A través de una serie de actividades y recursos lúdicos que estarán a disposición de los visitantes más pequeños, esta sección brinda un ambiente de aprendizaje y disfrute que promueve el acercamiento a las diferentes líneas artesanales presentes en el territorio peruano. Se trata de un espacio donde niñas y niños pueden interactuar con piezas en miniatura, experimentar el tejido con telar y el pintado de mates burilados, colorear láminas, armar rompecabezas y  disfrutar de cuentos sobre artesanos y sus maravillosas obras de arte popular.