Ruraq Maki

La biojoyería y los accesorios

Los collares, pulseras y aretes son accesorios ornamentales que expresan de forma simbólica la identidad cultural de sus portadores, así como la relación con sus territorios. En el antiguo Perú, diversas culturas prehispánicas crearon accesorios cargados de un significado identitario y ritual, como collares, borlas, pecheras y pulseras. Estos eran elaborados con huesos de animales, conchas, plumas, semillas, piedras minerales  y metales preciosos, como el oro y la plata.
 En los pueblos indígenas amazónicos, la producción de estos accesorios, como collares y pulseras, se caracteriza por el uso de semillas tanto en sus colores originales, como teñidas con pigmentos obtenidos de hojas , frutos y cortezas de plantas. Es durante el siglo XX que se empieza a integrar el uso de mostacillas para la elaboración de estos accesorios, las que acompañan a las semillas de kumpia, choloque, wayampé, ojo de venado, chambira, huayruro, entre otras. Vale resaltar que dichas semillas también son empleadas para la alimentación y para fines medicinales y rituales.
Estos accesorios ornamentales son identificados como biojoyería amazónica, por el uso de insumos orgánicos y porque expresan la riqueza natural de la Amazonía: el pueblo Awajún realiza diseños inspirados en los animales, encontrándose libélulas, colas de tortuga, telas de araña y cinturas de sapo o shaánka ikish. El pueblo Shipibo-Konibo, plasma el diseño ancestral kené en sus piezas, representando caminos, ríos, mariposas  y peces.
Visita nuestras tiendas virtuales Ruraqmaki.pe y déjate sorprender por la variedad de piezas de bio-joyería y la riqueza de sus diseños:
 https://tiendasvirtuales.ruraqmaki.pe/